Servicio de Asistencia Técnica

Servicios

Ofrecemos un servicio de asistencia técnica eficiente y global a los clientes durante la instalación y puesta en marcha de las máquinas incluyendo la resolución de problemas, así como de futuras incidencias que puedan surgir para optimizar la productividad y reducir los tiempos de inactividad de las instalaciones industriales. Además, se incluyen los servicios de recambios y garantías.

  • Se garantiza el stock de piezas de recambio tanto de las piezas normalizadas como de las piezas expresamente diseñadas. Tanto las intervenciones técnicas como la disponibilidad de piezas son prácticamente inmediata.
  • Las consultas de los Clientes son atendidas dentro de las primeras 24 horas y solucionadas dentro de las primeras 72 horas.
  • Se garantiza la disponibilidad durante los primeros 25 años de cualquier pieza que forma parte de las instalaciones de los equipos.
  • La asistencia técnica en caso de mantenimiento y revisión de los equipos se hace por personal propio, eventualmente gracias a la ayuda de técnicos locales homologados.
  • El 90 por ciento de las piezas de recambio son normalizadas, es decir que pueden ser proveídas localmente, reduciendo drásticamente el tiempo de paro e intervención, así como el coste.
  • Las intervenciones técnicas pueden programarse para realizarse prácticamente los 365 días del año.
  • Todos los equipos son cubiertos mediante garantía los dos primeros años de servicio.

Consultoría

Servicios

  • Hemos realizado más de 600 proyectos en los más de 40 años de actividad. Esta experiencia es la base de conocimiento para el desarrollo de los proyectos actuales y de los futuros.
    40 años de experiencia en procesos industriales en tueste, molienda, transporte y ensilaje son aplicados continuamente en cada desarrollo de nuestros proyectos. Los proyectos son personalizados, por lo tanto, necesitan ser evaluados y ser estudiados al detalle por parte del equipo técnico de cada Cliente. Para ello es imprescindible el flujo constante de conocimientos, gracias a nuestro equipo técnico de formación y consultoría.
  • La localización geográfica donde deben instalarse los equipos de proceso es un factor determinante para el estudio del proyecto, ya que algunas veces los futuros Clientes no tienen conocimiento detallado de cuáles son las soluciones técnicas disponibles hoy en día. Nuestra formación y consultoría permite evaluar y adecuar nuestros equipos para que sean las soluciones más adecuadas a sus necesidades.
  • Somos ante todo una ingeniería, por lo que todo planteamiento de los proyectos se hace con procedimientos técnicos, y sobre la base de los equipos desarrollados en los años, y estos se adaptan a las necesidades del proyecto. No trabajamos sobre catálogos, sino sobre ingeniería.
  • El personal de nuestro equipo técnico visita personal y regularmente los Clientes, de modo a conocer de primera mano cuáles son los procesos que se realizan, cuál es el uso que se está dando a los equipos instalados, que a veces no es el que originalmente fue diseñado, y con ello se hacen estudios de adaptabilidad de estos equipos para las nuevas necesidades, teniéndose en cuenta para futuras ampliaciones.
  • La asistencia técnica a nuestros equipos se realiza mediante técnicos propios, eventualmente acompañados de técnicos locales. Las puestas en marcha y la formación de los operarios que van a hacer uso de nuestros equipos lo realizan técnicos especializados propios, no mediante intermediarios.
  • Los servicios de consultaría y formación están disponible los 365 días del año.

Innovación y I+D

Servicios

  • Los diseños de las plantas de proceso se realizan en nuestro departamento de Ingeniería. Por tanto, todos los proyectos se personalizan y se adaptan para cubrir tanto las necesidades actuales de la línea de proceso como las futuras. Los diseños de plantas se basan en la amplia experiencia de los proyectos existentes, y éstos se adaptan a los requerimientos del nuevo proyecto.
  • La sección de envasado es la parte más dinámica por considerar en el diseño de una planta de proceso. Para ello se está en permanente contacto tanto con el Cliente como con el proveedor de los equipos de envasado, de modo adaptar el diseño de la línea de proceso a las necesidades de los equipos de envasado, y de las eventuales necesidades en un futuro, como la instalación de nuevos equipos de envasado, cambios de formato o bien aumento de capacidades de envase. La ubicación de los equipos de envasado condiciona el diseño del proyecto, teniéndose que adaptar los equipos de transporte y almacenaje si las envasadoras se sitúan cerca o lejos de los equipos de proceso.
  • El proceso de tueste también es distinto en cada caso, no tan solo en relación con los tuestes claros y oscuros, sino también al tueste con aditivos, de tamaño de producto distintos y de mezclas distintas. Los nuevos avances en los estudios de los procesos de tueste permiten adaptar nuestros tostadores de modo a lograr los resultados deseados.
  • Los diseños de plantas, las capacidades de los silos es una parte muy dinámica. Con los nuevos diseños de silos, el cambio de capacidades y el cambio del número de departamentos es fácil de realizar, pudiendo ser actualizados en un espacio corto de tiempo. El diseño de los silos permite que estos cambios se realicen de modo rápido fácil y económico.
  • En cada zona geográfica aparecen nuevas normativas especificas qué necesitan ser observadas, no solamente en cuanto a la calidad del proceso y calidad de producto, sino también las referentes a la seguridad de los empleados. Cada proyecto respeta las normativas existentes, y se aplican las más exigentes en todos los casos.
  • Los procesos cada vez más necesitan ser más veloces y eficaces. Para ello, la experiencia que se va adquiriendo con los años gracias a gran número de instalaciones que realizamos nos permite conocer cuáles son los puntos de mejora y eficacia que hay que emplear para los nuevos proyectos. Los tiempos de tueste cada vez son más cortos, los desarrollos de grano son más grandes, por porcentajes de esterilización más altos, las capacidades de molturación más altas, los tiempos de desgasificación son más cortos, y las distancias y las capacidades de transporte desde los equipos de proceso a los equipos de envasado son más largas y mayores.
  • El desarrollo de los equipos tiene absolutamente en cuenta la singularidad geográfica donde los equipos van a instalarse, ya que cada emplazamiento tiene unas condiciones climáticas y geográficas específicas. La formación técnica de los operarios es también singular, por lo tanto, los equipos se diseñan para que éstos puedan ser utilizados de manera más eficaz y fácil por los operarios, y que estos equipos puedan ser 100% eficientes bajo condiciones distintas de operatividad.
  • Los grados de automatización de los equipos también son distintos: aunque todos los equipos son automáticos, el acceso a la automatización puede ser de distinto grado, desde presentaciones más sencillas para evitar el uso erróneo de los equipos, hasta más completas que permiten más alto grado de personificación en el uso de los equipos. Los grados de automatización son dinámicos, es decir, pueden adaptarse en cualquier momento de la vida útil de los equipos.
  • Una gran parte los proyectos que se realizan deben respetar los métodos tradicionales de tueste, muchos de ellos preservados de generación en generación. Se consigue adaptar los equipos para que estos procesos tradicionales se hagan de manera eficaz con equipos modernos, permitiendo encajar procesos de elaboración artesanos con tecnología moderna de manera eficaz.
  • Los equipos de proceso actuales tienen consumos energéticos menores en comparación con los modelos más antiguos. Los estudios en innovación permiten que, en un futuro, estos consumos sean aún menores y más eficaces, y que se adapten para el uso de energías renovables y limpias.
  • Los equipos cada vez se diseñan para que sean más robustos y fiables durante todos los años de vida útil. Todos los equipos están diseñados para que el rendimiento de los equipos sea el nominal durante los primeros 25 años de vida útil del equipo, sin necesidades de modificaciones destacables.

Ingeniería y diseño

Servicios

  • Para el diseño de una planta de tueste y molienda es necesario el tipo de café el cual está destinado el proceso a diseñar. Los equipos permiten procesar tanto café puro o natural, como café torrefacto añadiendo azúcar, cafés gourmet, cafés para HORECA o retail, para café soluble o café para cápsula. Para ello, los procesos y los diseños de las plantas pueden ser distintos con distintas configuraciones, y necesitan distintos cuidados para tener en cuenta en el diseño de la planta. En el caso de cacao, cereales y granos, los equipos y su funcionamiento de adecuan a cuál va a ser proceso posterior, ya sea el prensado, la molienda, o bien el envasado directo del producto.
  • Los tipos de envase que deben ser utilizado en la planta condicionan el diseño de la línea de proceso: desde el envasado en cápsulas, el envasado al vacío, en latas, en bolsas de envase flexibles (horizontal y vertical), en bulk, el envasado de café molido, café en grano tostado, o cacao y granos tostados requieren distintas configuraciones a tener en cuenta, tanto en la capacidad de envasado que se requiera como en el cuidado del producto para que preserve todas sus cualidades antes del proceso de envase.
  • Las líneas de proceso se configuran y se diseñan de modo personalizado, aún para obtener un mismo producto, dependiendo si se necesita una configuración simple y flexible, o bien más sofisticada y exigente. Para ello se evalúan las necesidades del proyecto y de la zona de instalación de los equipos, de modo que la línea de proceso tenga el máximo rendimiento.
  • Especialmente con café, tostar y moler no siempre se ha procesado del mismo modo a lo largo de los años en distintas épocas y en distintas generaciones. Los procesos de tueste y de molienda han ido evolucionando, ya que los hábitos de consumo también son distintos. Tanto los tostadores como los molinos han sido y están siendo adaptados para que puedan cumplir con estas nuevas exigencias que el mercado demanda, y están en continuo desarrollo para las próximas necesidades y nuevas formas de consumo.
  • Las instalaciones pueden diseñarse completas, desde recibir el grano a procesar hasta el empaque; o bien parciales, porque deben formar parte de una ampliación de una línea ya existente. El estudio de ingeniería permite adaptar estos nuevos equipos a las instalaciones ya existentes, siendo o no fabricadas por nosotros, de modo armonizar el proceso productivo de los equipos existentes y que no haya incompatibilidades.
  • El diseño de la planta también debe tener en cuenta la disponibilidad de espacio de dónde tiene que instalarse los equipos, tanto en superficie como en altura, al igual que la ubicación geográfica, y el aprovechamiento máximo del espacio disponible. El estudio del proyecto es siempre personalizado, minimizando el uso de espacio requerido para la instalación de los equipos, y que ésta ubicación permita en un futuro hacer ampliaciones, con capacidades similares o mayores, con equipos que procesen el mismo tipo de producto, o productos distintos.
  • Todas las plantas se diseñan para, en un futuro, ser modernizadas, o bien ser ampliables, bien mediante líneas paralelas o bien ampliaciones de capacidad de los distintos elementos que la componen. La modernización no sólo afecta el proceso de la manufactura del producto, sino también a la adaptación de las nuevas legislaciones y normativas de obligada aplicación.
  • El diseño de las plantas se basa en el completo conocimiento del producto final que tiene que elaborar. Para ello se hacen visitas periódicas al cliente en su planta de proceso y se hace un estudio detallado de cuál es el producto que elaborar, cuál es el proceso actual y cuáles son las mejoras que deben implantarse, de modo que con una tecnología más moderna se pueda repetir el mismo producto, o incluso evolucionarlo si así se requiere.
  • El desarrollo del proyecto se hace juntamente con los equipos de ingeniería, mantenimiento y de producción del Cliente. Los proyectos se revisan y se personalizan en cada detalle, gracias a la participación del Cliente en la definición de las necesidades, permitiendo a nuestro equipo de ingeniería desarrollar la solución que mejor cubre sus necesidades.
  • Las normativas medioambientales se actualizan continuamente, siendo cada vez más amplias y exigentes, gracias a la conciencia ambiental cada vez más pronunciada. Los proyectos observan el máximo ahorro energético, minimizan al máximo posible las emisiones, contemplan el reciclaje de agua, y el uso de energías renovables y limpias. Todos los proyectos utilizan las soluciones técnicas que permite las más exigentes metas medioambientales, y que sean adaptables para futuras necesidades.
  • Las plantas de proceso y los equipos que la componen no solamente elaboran y producen satisfactoriamente el producto final deseado, sino que lo consiguen adaptándose a la metodología de trabajo del Cliente. Se tienen en cuenta los hábitos y metodologías de trabajo de los operarios, y de los recursos disponibles, de modo a facilitar el uso de los equipos, y que éstos tengan el máximo rendimiento.
  • Aumentar la eficiencia energética es obligatorio en los diseños de los nuevos proyectos. Para ello se incorporan sistemas de recuperación de calor, instalación de motores de bajo consumo energético, utilización de fuentes energéticas renovables, o la racionalización en el uso de los equipos, que quedan en reposo cuando su funcionamiento no es necesario. Los diseños y fabricaciones de los equipos evitan el uso de materiales con consumo de energía innecesario.
  • Los equipos están obligados a cuidar la seguridad alimentaria del producto que procesan, así como la seguridad de los operarios que operan estos los equipos, de manera a cumplir con las normativas exigidas, y respetar los estándares de calidad y seguridad más exigentes.